Las trampas del deseo… vender más y mejor, en tiempos complicados

Me pasaron el enlace de un libro en Amazon. Y de puro curioso, llegué a ver unos diez recomendados más, hasta que me llamó la atención la descripción de contratapa de éste: Las trampas del Deseo, de Dan Ariely.

Me tomé el atrevimiento, mientras espero a que llegue el pedido, de diseccionar y analizar brevemente, y seguro que con muchos errores y pre-conceptos hasta que lea el libro, de algunos ítems… En definitiva, habrá seguro alguna revisión luego de leer el libro Las trampas del Deseo, de Dan Ariely, resumen que dejaré aquí para descargarlo gratis (otra novedad de mi blog: pondré materiales propios para descargar, reúmenes, análisis y dos e-books que ya tengo casi terminados).

¿Por qué compramos lo que compramos? ¿Somos realmente dueños de nuestras decisiones o se nos puede manipular como consumidores?

El marketing: de la estadística para comercialización, a la generación de deseos, y el big-data con segmentación dinámica y realidad aumentada

¡Qué título te mandaste! me dijeron hace unas semanas, donde fui invitado a brindar un seminario sobre Marketing Digital y Nuevas Tendencias, orientado a pymes de Córdoba. Todo eso estaba en una diapositiva que merecía sus 10 minutos especiales, y llevó a una breve historia del comercio y el marketing, desde el 2000aC, cuando se usaba el trueque ó la sal (cloruro de sodio), como moneda de intercambio.

Pero lo cierto, es que el marketing, así como la psicología fundada por Freud, la interpretación de la evolución hecha por Darwin, y otras tantas disciplinas, se sostienen en pilares básicos fuertes, y por más transversalidad, modernización y tendencias, los conceptos iniciales son adornados por agregados innovadores, pero no terminan de debilitarse como cimientos.

¿Tienen trampa las ofertas? ¿Qué influye en que un producto nos parezca caro o barato? ¿Gasta más quien paga con tarjeta de crédito?

Quizás, cuando ya vamos por los 5 o 7 años, una pregunta que hacemos es “por qué los precios terminan en $X.99“. Ya, a esa edad, nos resulta curioso. Pasados unos años más, por la primera década de vida y empezando el secundario, tenemos posibilidad de comprar algo, analizar mejor, y comprender que acá y en China vamos a pagar $10.- y no $9.99.- Si tenemos un profesor habil con la pedagogía, nos hará un cálculo simple: a 1.000 clientes o productos por día, ese “redondeo” irá a sumarle una ganancia de $10.- al comercio. ¿Parece poco?

Mi vecinita, de 6 años, ya notó que en la radio pasan una frase muy rápida: “ver bases y condiciones en www.blablabla .com” y, mientras estábamos en la pileta, preguntó a su madre “qué había dicho el señor, que no se entendió nada”. Sí, seis años.

¿Por qué compramos cosas que no necesitamos? ¿Influyen las marcas en nuestro grado de satisfacción ante un producto? ¿Hay robos más éticos que otros? ¿Somos compradores compulsivos e irracionales?

La descripción del libro, continúa: “Este libro apasionante, riguroso y ameno responde a estas y otras muchas preguntas sobre nuestras decisiones cotidianas, como consumidores y como ciudadanos”, lo cual más allá de ser una venta y persuación, de que compremos el libro o lo descarguemos de internet, y ya queremos tenerlo, agrega un argumento más cierto y que acompaña: “(…) a partir de experimentos punteros llevados a cabo por el prestigioso especialista en psicología del consumo Dan Ariely” (una cita de valor, claro). Y por críticas de colegas, estos planteos, experimentos y análisis que realizan, contrastan y relacionan con relevamientos propios. La validación termina siendo clave, al parecer.

Me hizo repensar dos capítulos de un e-book que comencé a escribir sobre algunas dinámicas de marketing online, ventas y e-commerce adaptado a las pymes argentinas y emprendedores; algo así como un “primeros pasos en esto que (ya no) es nuevo y hay que hacerlo (pero mejor si lo hacés bien, de entrada, ¿no?) y vemos si resulta (basado en números y con interés, siempre hay oportunidad de mejorar, ¡NO es SUERTE!)”.

Sí, así se enuncia la bajada de ese capítulo, y pensaba… ¿acaso el marketing, la psicología, el consumo, las leyes de oferta-demanda, el querer crecer como emprendimiento pero no invertir, aunque sé que debo invertir para crecer como impulso o consecuencia, y cómo romper esos cuestionamientos; acaso estas disciplinas que se sostienen hace años, pueden cambiar, además de actualizarse sólo por adición de herramientas tecnológicas?

Somos “animales de costumbres”, los consumidores y emprendedores, salvo aquellos que generaron una ruptura e innovación en sus vidas, y luego en un rubro. Quienes, quizás tímidamente, pudimos romper con esquemas de un área, y tuvimos que dejar la zona de confort llevados por el crecimiento impulsados “desde afuera nuestro”, por condiciones del mercado, de necesidades insatisfechas, de movimiento por no perder. Esa flexibilidad que genera incertidumbre, entonces llenamos con compras, decisiones y acciones “no analizadas, pero sí pensadas”, y son erróneas.

Una vez me decía un cliente, que me pidió “actualizar, modernizar y si hace falta re fundar la empresa, porque me quedan 20 años más de vida y la empresa tiene que sostenerse, admito haberme quedado un poco estancado, y es una necesidad imperativa estar a la altura del siglo 21” (cita textual de su e-mail), que luego se convirtió en un mentor, y pudimos trabajar en conjunto, realmente una tarea muy agradable. Él planteaba que “no está mal equivocarse, sino tener datos para darse cuenta, datos para medir el error, y otros datos para contrastar y plantear mejoras“. Bueno, esa es la parte del marketing y las estadísticas que me gusta. Y eso da herramientas para decidir.

Volviendo al libro, que ya encargué y espero ancioso tener en mis manos, porque prefiero el papel, me llevó a delirar un poco esta idea de reflexión, cómo consumimos, como compramos y también como vendemos. Y cómo, de un lado o el otro del mostrador, respondemos una y otra vez a estas preguntas, pero con un poquito de análisis, que seguramente irá para descargar gratis con el resumen del libro Las trampas del Deseo, de Dan Ariely; irá un cambio que hay en mí, en mis asesoramientos, pero también en los clientes, prospectos y consumidores, sobre qué respondemos, cuáles son las respuestas a esas preguntas que se plantea el libro en la contratapa.

Coincidentemente hago interrogantes y debates similares en mi e-book, sólo qu sin el prestigio del reconocido autor, y humildemente, también lo que fui midiendo en los últimos años, en diferentes asesoramientos en venta, marketing digital y optimización de la atención a clientes (reales y virtuales): en tiempos difíciles, de economía complicada, redes y reclamos virales, es necesario, imperante y hasta obligatorio actualizarse. Ya, a esta altura, el cliente, prospecto y consumidor, no es “tan bobo e impulsivo” de comprar sin preguntar, y de hecho, está medido:

  • 8 de cada 10 argentinos, consultan en redes sociales, google y web de reseñas, sobre cualquier producto y/o servicio que van a adquirir.
  • Incluye unas 6 a 10 lecturas de críticas (positivas y/o negativas), y luego, sí, toma una pre-desición…
  • Recién ahí va y consulta con al menos 2 o 3 comercios y/o vendedores reales (locales físicos, tienda virtual, e-mail, llamado telefónico, etc).
  • El contraste no siempre lo realiza “entre comercios” (como en otros tiempos), sino entre el comercio y las opiniones y críticas de internet que tomó sobre el producto, la competencia, y la “auto-competencia”: es decir, entre el local físico y su página web… y ahí se arman hermosos inconvenientes.

¿Trampa del deseo e impulso de compra? Sí, pero con desiciones pensadas, quizás no analizadas, pero en esa tendencia van… Por eso, está bueno actualizarse en dinámicas efectivas de venta, para vender más y mejor, con apoyo en herramientas digitales.

Me gustaría que te sumes al debate, abajo iré recibiendo y leyendo comentarios, para enriquecer las experiencias propias y de otros. ¡Gracias por la lectura!

Las nuevas tendencias del 2018, en Marketing Digital para PYMES

Hace unas semanas comenzamos a conversar con un colega, coordinador de una institución líder en capacitación y que brinda cursos IT, sobre la posibilidad de dictar un seminario sobre las últimas tendencias en Marketing Digital y Redes Sociales, en especial los cambios y rupturas de mercado que habrá este 2018.

Creo yo, y después de 20 años como usuario de internet, y 10 años continuados de trabajo y asesoramiento en el ámbito; creo que este año 2018 hay nuevas tendencias y oportunidades para aprovechar en el marketing digital y redes sociales. Habrá, una vez más, “antes y después” en varios ámbitos de la internet, tecnología de la información, aspecto social, redes, networking y también la economía digital y cuestiones legales…

Veamos algunos ítems, tendencias y breve análisis de lo que, para mí, serán estas tendencias del 2018 en el Marketing Digital y cómo podemos integrarlas a pymes o cómo podrán afectar positiva/negativamente nuestro negocio pyme.

alquiler de aula en córdoba, charla conferencia gratuita en cordoba, asesor agencia seminario en córdoba, curso gratis de mkt marketing digital redes sociales pyme cordoba argentina
¡A sala llena! El aula mayor de EducaciónIT Córdoba lucía repleta con 36 asistentes. Aquí la vista parcial, mitad delantera del aula.

Hay que entender, de una vez, el marketing digital como una estrategia integradora de varias disciplinas

Estra frase, apuntó a que se comprendiera en la audiencia presente, la necesidad (y no un capricho o paquete de venta de un asesor o agencia), en que se debe armar una estrategia integradora, pero con varias áreas, disciplinas y canales.

Lo explico mejor: en los comienzos de la internet, importaba estar presentes. Uno armaba una web, en frontpage o alguna web gratuita, y con eso alcanzaba. Que en 1998 una empresa tuviera una cuenta de e-mail de Hotmail o Yahoo, era “lo que había”, pero hoy en día, es imperante la necesidad de tener un @MiEmpresa.com.

Eso, y una web diseñada a medida, aunque sea con plantilla, pero en un hosting pago, no de servicio gratuito (hay que asesorar a nuestro cliente sobre el peligro, riesgo y qué sucede al usar una web en WIX o servicios similares, es de temer). Decía que en 1998 uno podía usar una cuenta de e-mail genérica y masiva, en 2008 ya era una necesidad de marca e imagen. En 2018, es inaceptable.

Digamos que es la base, pero hoy se cree que con estar en Facebook alcanza… ¿Sabe nuestro cliente que si no pone dinero de forma permanente en patrocinar publicaciones, no va a verlas ni él mismo desde su cuenta personal? Claro, entonces generemos publico, audiencia, comunidad en redes, PERO las llevemos a nuestra web.

Sólo ahí, en nuestro propio sitio web, es donde podemos mostrar, sin limitaciones de interfaz, sin máximo de cantidad de caracteres, tamaño de imagenes y con muchísima libertad, toda nuestra propuesta de productos, servicios, generar interacciones, análisis, recolección de datos, etc…

Básico, entonces, tener un sitio web. Eso, al contratar un servicio de web hosting anual, por unos pocos pesos, nos da tranquilidad de poder tener NUESTRA página web, diseñada, con NUESTRO contenido, tomar nuestras estadísticas, recolectar datos, modificarla, y también, con el resgitro de un dominio de internet al mejor precio, hacemos “marca”, con un distintivo que lleve el NombreDeNuestraEmpresa.com y eso, en sumultáneo, nos permite usarlo como e-mails.

Aquí, para diseñar una web, tenemos entonces integradas las disciplinas de:

  • Diseño gráfico, orientado al diseño web
  • Programación web, para maquetado, estilo, script, adaptación de programas
  • Configuración del servicio de hosting y VPS (generalmente lo contratamos ya incluído y funcionando)
  • Redacción de contenidos: sí, es muy importante el contenido en texto. Si bien las imágenes generan un impacto y pregnancia que no el escrito, y los videos o transmisiones por streaming ganan en tráfico cada año, el texto sigue siendo la materia prima, principal y básica, lo que pueden leer los buscadores. Es lo que orienta al usuario, lo que lleva y trae a estar en una web, permanecer allí minutos; contratar un redactor expecializado, convertirá nuestro sitio en una fuente de información, lo hará confiable y “venderá, informará o generará el cumplimiento de objetivos que se establezcan”. El contenido en texto hace interesarse y nunca deja de adicionar información, que en una imagen resulta “técnicamente” ilegible, por más que esteticamente sea agradable.
  • Armado del SEO, para optimización de buscadores y aparecer en Google
  • SEM, Redes Sociales y otras técnicas de atracción de tráfico
  • Gestión de la Comunidad y Redes Sociales: puede combinarse con las relaciones públicas y/o prensa, en caso que la empresa u organización ya tenga un departamento o area, pero si ya hacemos venta y gestión de la atención al cliente, debemos generar un equipo diferente, o persona encargada de orientarse a esta función.
  • E-commerce: aquí hace falta el conocimiento en marketing, precio, logística y transporte, empaquetado, armado de los pedidos, legales y requisitos de transporte y comercio para vender por internet, garantías, retornos y devoluciones, etc… Sí, de crecer esta área, es necesario un departamento dedicado.
  • Infraestructura y soporte técnico interno, extra de la seguridad informática: la protección de la seguridad del hosting, la red interna, la calidad de conexión a internet, el mantenimiento de sistemas internos, actualización, protección de datos personales de clientes (regulado por ley en Argentina y con multas carísimas), requerirá un responsable de IT externo, interno o incluso un departamento, si nuestra empresa depende de internet para funcionar.

Bueno, eso hablamos ya de una PYME que creció, pero podríamos decir que en ese orden, los ítems van demostrando un crecimiento paulatino, que quizás comenzó con un diseño tímido, un community manager,. Y terminaría de haber éxito (y a eso apuntaría una extrategia integral de marketing digital), a ser una empresa que aumente la porción de herramientas digitales, desarrollándose en esa área paso a paso, sin detenerse. Crecimiento, incluso, orientado a seguir comercializando en el mediano y largo plazo, una porción en aumento a través de canales electrónicos y digitales.

El marketing digital NO es sólo redes sociales, y sólo son una partecita (cada vez menor y más cara)

publicidad en internet pyme cordoba, cuanto cuesta diseñar una pagina web, diseño de una web para mi pyme, contratar comunity manager redes sociales pyme empresa
Generar contenido y gestionar perfiles sociales, aumentó el presupuesto un 150% (en dólares) los últimos 3 años, sumado a que Facevbook presiona cada vez más a patrocinar con dinero publicaciones, y sino, no las difundirá en el muro de nuestros seguidores.

En el listado anterior, quizás medio resumido, aunque parece extenso, se ve que una página web de empresa, bien desarrollada, integrada y con estrategia armada por un asesor profesional en marketing digital, lleva muchos ítems. Claramente, se van incluyendo poco a poco, de acuerdo a objetivos y necesidades de la página web y cada empresa, pero apuntando al crecimiento del negocio, la venta por internet y armando una estrategia de e-commerce para lograr una tienda virtual rentable, la parte de redes sociales es un item más.

El boom de Facebook y Twitter, las dos más importantes y antiguas, fue un “vamos allá, es donde está la gente”. Y claro, funcionó como estrategia de las grandes empresas, para las pequeñas representó un ficticio “ahorro” en no tener que crear una página web, pero quienes estamos en el rubro hace años, ya sabíamos qué iba a pasar… y pasó, y lo confirmamos a diario.

Una vez pobladas las redes sociales y armadas las comunidades, es difícil de sacar a la gente de allí. Tanto el llevar tráfico por fuera, que visiten nuestra web, lean más características y beneficios, conozcan los productos con más detalles y no sólo un par de fotos y poccos caracteres, siempre fue difícil. Luego, llegó el libricante monetario a la maquinaria: ponga dinero, crezca, y le daremos migajas a cuentagotas para que las personas conozcan su local comercial físico ó entren a su página web… Sí, hoy uno lo lee, analiza y parece todo armado. Así lo escribí yo en varios artículos hace al menos cinco años, y me dijeron “loco”.

Las comunidades virtuales, más allá que prioricé siempre en mis asesoramientos la web y el poder comercial que tiene, más toda la integración de disciplinas y campañas en un lugar, que es terreno propio y se puede controlar mejor el alcance, presupuesto y dinámicas, son buenas para armar la conversación, la atención a clientes y promover el “compartir”. En definitiva, eso son: la plaza pública de la época medieval, donde la comarca se reunía; el bar del barrio, donde íbamos a mediados del siglo pasado a compartir algún partido, debate político o negocio. Hoy, todo está en foros, muros, grupos…

Para las grandes compañías, de alcance regional, sirve mucho a poder tener un gran público, poner presupuesto, y en beneficio recibir un poder de segmentación único. Pero, un emprendedor o pyme de barrio, aún cuando pudiera tener una visión de comercio electrónico nacional o provincial, resulta un mercado gigante que no es posible de aproveccharlo. De allí que, Facebook, nos ofrezca un alcance de miles por pocos pesos; necesita facturar, promover su inventario de anuncios, y quizás nos sirva, pero “no aprovechamos el 100%”, eso está clarísimo.

También facilitó el paso del call-center de llamados, al “call center con base en perfiles socialees”: cuando escribís un DM (mensaje privado en twitter) o un reclamo en la fanspage de tal empresa en Facebook, quien te atiende no es un jovencito en su casa, que maneja redes sociales; las empresas grandes, tienen programas y sistemas de atención masiva por medio de redes sociales; call-centers que en vez de atender llamadas por voz, usan mensajes escritos en esos perfiles sociales. Ante un aluvión de llamados, daba ocupado, el sincronismo en las redes sociales permite unos minutos, entre mensaje y mensaje, el llevar en simultáneo varias conversaciones, se obtuvo una optimización.

Eso, a la pyme, no la benefició: a la pequeña empresa sí, el mismo usuario, le exige una respuesta rápida, hasta 24×7, y correcta. Pero, quien no tiene un community manager, y debe atender el local, revisar stock, publicar en todos los perfiles, ir a pagar la luz y renegar con la conexión de internet, el emprendedor o pyme, no da abasto.

Publicitar en redes sociales: resultados rápidos que salen muy caro y aumentan los riesgos para una pyme

Repito: termina siendo una porción de toda la estrategia. Nunguna gran empresa, bien asesorada claro está, dejo de tener su sitio web. Desde el comienzo supo que intriducirse en las redes sociales, sería invertir, un canal más, que debía incorporar un equipo que atendiera reclamos, quejas; y si no estaba presente, la gente igual hablaría de ellos.

Pero el empresario pyme, el local comercial pequeño, pensó y se ilucionó en una alternativa para ahorrar los pocos pesos que le llevaría hacer una página web: invertir 20 pesos al comienzo, que al año ya eran 2000 en facebook, y que una página web le daría quíntuple de ganancias, con el mismo dinero. Algunas pymes, que se reordenaron y hoy dependen de Facebook para vender, invierten hasta el 30% de la recaudación, algo de locos. Y cuesta que, ahora, después de años de abandonados sus canales propios, funcionen bien en el corto plazo, y también necesitan inversión en reactivarlos.

Hay medianas empresas, y grandes, e incluso multinacionales, que desde hace unos 6 meses plantearon a sus qeuipos de marketing digital y comunicación, la necesidad de un plan progresivo y responsable “de irse”, reducir y hasta diezmar el presupuesto y presencia en redes sociales. Obvio que Mark Suckerberg, creador y principal accionista de Facebook, no está conforme, tampoco sus inversores, y su manotazo de empezar a rentabilizar Instagram y Whatsapp, con soluciones que bneficien a empresas, sin dejar de tener en cuenta las amistades y familia, el aspecto social, llevará a un reordenamiento. Pero, las empresas grandes y medianas, ya lo decidieron.

mercado libre, mercado pagos, tarjeta uala, pagar internet, cobrar rapipago pagofacil, postnet celular
El 2018 será el año en que el e-commerce y la venta, atracción, gestión y despacho del cliente, se integrará de forma sólida, después de años de maduración.

¿Qué objetivo tenemos en internet? Una pyme “quiere tener presencia” o “quiere vender y crecer”. Comercio vs. charla

Así determinaría yo, en resumen, que se divide hoy en día el asesoramiento y base estratratégica de una pyme, emprendedor, comercio Argentino en internet. ¿Querés tener una presencia, para que la gente entre y mire, o querés vender y crecer? La diferencia es similar a: una vidriera que sea bonita y nada más vs. una que atraiga a las personas que pasan por la vereda a interesarse, entrar, consultar y comprar.

Otra comparación, quizás más odiosa, pero más real y cierta, es si queremos charlar con los clientes o venderles en medio de esa charla. Queremos tomar café y hablar de la vida, o queremos una reunión de negocios.

En qué nos dejan trabajar los dueños de pymes: la pelea contra el freelance, que sólo perjudicará a la empresa

Tema que siempre intriduzco en mis asesoramientos y talleres, y se ven incómodos algunos, caras de otros… ¿contratamos a alguien QUE NOS ASESORE EN ALGO QUE NO SABEMOS, y encima cuestionamos hasta el hartazgo sus ideas, frenamos toda creatividad, en redes donde lo inmediato es la clave del éxito muchas veces? ¿Para qué lo contratamos?

Debemos soltar… eso no significa liberar todo, anarquía del marketing, desautorizar, etc. Pero sí, al menos, si no comprendemos el público jóven al que apuntamos, las dinámicas de internet y contratamos a alguien idóneo, con experiencia y desarrollo en el tema, dejarlo trabajar.

Yo, gracias al tiempo y muestra de resultados, conseguí superar este obstáculo hace tiempo. Pero, cuando me han llamado para “revisar, inspeccionar e intervenir” en una pyme donde había un colega, incluso agencias medianas y grandes, la cuestión se torna complicada. ¿Qué está bien y qué está mal? ¿Debatimos en base a los datos, resultados, lo medible, o desde el desconocimiento, no comprender y no querer aprender algo nuevo?

Tema para largo, pero no quería dejarlo sin mencionar.

Y, por último: ¡RESUMEN DE TENDENCIAS!

¿Cuáles serán y son las tendencias del marketing digital y redes sociales, en Argentina, para este 2018?

La “internet de las cosas” (IoT, por sus siglas en inglés), es la aplicación de internet y, más bien, la conexión a internet, de diferentes “cosas” o dispositivos. La dotación de una conexión wi-fi a un lavarropas, que permite que lo manejemos con una app desde el celular, lo encendamos desde la oficina o recibamos un aviso cuando terminó el programa de lavado, es IoT. También hay heladeras que nos van haciendo la lista de las compras, fecha de vencimiento, etc; a futuro, seguro que ya podremos hacer el pedido desde una pantallita y lo traigan al domicilio (está en pruebas, el lanzamiento masivo es inminente).

Los medios de pago electrónicos ya exceden al famoso postnet. Hoy en día, ni tarjeta plástica necesitamos, sino que con pasar el celular, transferir desde la app del banco o una plataforma de cobros y pagos como Ualá (que da un plástico útil, pero podés hacer muchas operaciones desde la misma app y el “plástico virtual”), se imponen a rápida velocidad entre pymes, emprendedores y showrooms. Los postnet que se conectan al celular, pudiendo validar un plástico, los nuevos planes de pago “dinámicos” que serán personalizados de acuerdo al perfil crediticio individual de cada cliente, son las próximas tendencias de este 2018.

La migración de Facebook a Instagram: dije a esta altura del año pasado, para febrero-marzo del 2017, que Facebook terminaría el año con una reducción del tráfico y una función más social, priorizando la familia y amistades, algo que anunció su creador en una conferencia recién a mitad de año. Así, apuesta por ir mejorando un poco los grupos y a penas metiendo algo de comercio electrónico, pero que no son su prioridad. Al mismo tiempo, y sin darmelas de futurista, también dije que Twitter iba a seguir siendo terreno de debate político y, salvo tengas una comunidad armada, ni serviría poner un peso ni tiempo allí. Y, en caso de Instagram, que iba a explorar nuevas funciones: así fue, las historias, publicaciones patrocinadas, las cuentas comerciales y más, heredan parte del modelo publicitario de Facebook, pero limitado a la pantalla de un celular. Este año, basado en ese éxito predictivo (y… son años en el tema, gente, no es futurología, es pensar y calcular), son los avances en la plataforma a generar microtiendas, venta de productos y servicios desde la app de Instagram y el pedido lo facturás, cerrás y entregas personalmente en un showroom o envio por correo. Es el paso que le faltó dar en Facebook (recordemos, son propiedad de la misma empresa).

Vuelve más fuerte que nunca el Marketing de Contenidos: los influencers son “la moda” pasajera, desordenada, desorganizada, es gente que vive por y para el cange vacío, se hace mucho spam y se vende bastante humo… ¿sirve? sí, pero hay algo que está volviendo y es permanente, nunca dejó de existir, incluso migró parte a las redes, pero nunca se fue de la web básica y fuerte: el contenido. Las imágenes, texto, videos, todo eso que se produce es contenido; pero si bien el reconocimiento por inteligencia artificial de imágenes está avanzado, no dejamos de basarnos en el texto para contar, relatar, comunicar, hablar. El desafío, es que debimos aprender mejor a comunicar en 140 caracteres: sí, lo sé, este artículo va por las 4 o 5 páginas, seguro, si estuviera en papel. Pero, si lo hago en video, quizás son 4 o 5 de 10 minutos o menos. ¿Se entiende? Ahora, si no lo escribo, Google no sabe qué quiero decir, no comprende el contexto, no hay relleno. El marketing de contenidos, hoy en día, suma otras prácticas como el “inbound marketing”, que es aplicar la conversión, recolección de datos y pre-cierre de venta en la misma web.

La analítica, segmentación y “big data pyme”, como me gusta decirle. Big data es cuando manejamos grandes volúmenes de datos, sacamos patrones, analizamos comportamientos, generamos perfiles y marcados… bueno, pero si una empresa pyme tiene una base de datos del sistema de facturación, de hace 10 años, seguro que hay muchos datos. ¿Es big data pyme? No de todo, pero sí es útil. hoy es relativamente barato en precio/costo, es accesible esa tecnología de procesar grandes bases de datos en horas o días, y se pueden generar cosas lindas… El año pasado, por mencionar un caso, filtramos una base de datos vieja de una empresa concesionaria de autos, sacamos datos nuevos, filtramos, mezclamos, licuadora en la nube de por medio, y obtuvimos 200 perfiles con un argumento de oferta concreto a hacer: personas que hace más de 3 años compraron un vehículo, y todavía lo tienen a su nombre (basados en datos del impuesto automotor), y de allí llamados telefónicos personalizados. De 200 perfiles, salieron 140 prospectos (con interés en comprar, con más datos, y hasta con fecha posible de cierre), y 51 ventas. Se pagó sólo.

Curso y Seminarios de Marketing Digital y Redes Sociales en Córdoba

Ahora el chivo… la invitación que me realizó Educación IT Córdoba, junto con la apertura e inauguración de Educación BIZ en Córdoba, comenzaron con una serie de seminarios, talleres y cursos que se darán en todo el 2018.

Así, un poco volviendo a la docencia, que se aprende así dos veces cuando se comparte, agradecido de la oportunidad y reconocimiento de mis conocimientos, es un poco la presentación, apertura y oportunidades que seguro se irán dando con estos primeros pasos en la relación educativa y comercial.

+

Por ahora, me van a tener en varios módulos, cursos y talleres de Redes Sociales y Marketing Digital en Córdoba, quizás en algunos temas más, como invitado o docente, pero siempre con el asesoramiento basado en experiencia y más de 10 años de trabajar apasionadamente en internet, sitios web, proyectos de todo tipo y tamaño.

Como dije, el marketinero del 2018, y la próxima década, debe ser (ya debería serlo hoy!) multitareas, saber un poco de todo, especializarse en algo y crecer. ¿Y saben qué? AÑOS que insistí eso en agencias, clientes, incluso en instituciones educativas, pero en Educación IT, encontré la combinación de Cursos de Programación, Diseño y Marketing en Córdoba, como una propuesta actualizada y acorde al profesional del marketing, asesor de comunciación digital y desarrollador de software y soluciones digitales que creo, es la clave de estos días. De allí, que la propuesta me parece excelente, de verdad, y me sumé a ella.

El profesional moderno del marketing, debe ser un poco de todo: en las redes sociales, paáginas web, y comercio electrónico, se integra la analítica, estadística, diseño gráfico, programación, publicidad, psicología de consumidor, atención a clientes y más.

¿Cómo financiar un emprendimiento sustentable y sólidamente?

Me preguntaron hace unos días cómo financio mis emprendimientos, si tenía claves para compartir sobre un crecimiento sólido. Pensé unos segundos, y el entrevistador agregó: “si podés darme tu opinión o experiencia de cómo hacerlo de forma sustentable en el tiempo, con inversión y financiamiento en base a algún método o aprovechamiento de crédito…”

Siempre me ha resultado más cómodo y con éxito financiar mis proyectos y emprendimientos con lo que se dice “bootstrapping”. Si recurrimos a la Wikipedia, podemos encontrar un breve pero muy completo y detallado artículo al respecto, que copiaré y adaptaré en base a mi criterio:

Continúa leyendo ¿Cómo financiar un emprendimiento sustentable y sólidamente?